PRÓTESIS FIJA Y REMOVIBLE

Las piezas ausentes pueden ser reemplazadas, por implantes que sustituyen a las raices naturales, o por puentes y fundas fijas de porcelana sobre metal o porcelana sin metal (feldespáticas, zirconio, ...).

Para ello es necesario tallar y rebajar la pieza que soporta la prótesis fija. Estos puentes quedan cementados a la pieza pilar.

 

Por otro lado, las piezas perdidas pueden sustituirse por diferentes tipos de prótesis removible, dependiendo del número de piezas ausentes y el soporte de hueso, siendo los esqueléticos y las parciales y prótesis completas de acrílico, los tratamientos de elección.

Estas prótesis llevan retenedores o ganchos en algunos de los dientes presentes, por lo que cada vez más, sólo se usan como aparatos provisionales hasta la carga de las prótesis fijas sobre implantes.