Si ya decidiste mejorar tu sonrisa, el siguiente paso es sencillo

 

Empezar con el tratamiento no podría ser más fácil. El camino que lleva a una sonrisa más bonita no es para nada complicado y empieza justamente aquí.

 

Primer paso:

Muy importante, visita a un doctor certificado en la tecnología Invisalign®

En la primera visita, tu doctor evaluará, recomendará y se mantendrá al pendiente durante el transcurso del tratamiento.

El doctor tomará registros de tus dientes y los enviará a Invisalign® para su procesamiento.

 

Segundo paso:

Invisalign® fabrica tus alineadores

Invisalign® utiliza tecnología de punta basada en imágenes digitales tridimensionales que transforma los registros de tus dientes en un conjunto de alineadores transparentes y removibles, hechos a la medida.

 

Tercer paso:

En pocas semanas recibirás tus alineadores transparentes

 

En la una visita posterior a tu ortodoncista recibirás tu primer juego de alineadores transparentes. Probablemente, tu doctor te proporcionará algunos alineadores adicionales para que los utilices antes de tu siguiente visita.

 

 

Cuarto paso:

Ya puedes usar tus alineadores

Llevarás cada alineador día y noche durante 2 semanas, retirándolos únicamente para comer, beber, cepillarte los dientes y pasar hilo dental. Los pacientes suelen completar el tratamiento en aproximadamente un año. Las visitas periódicas al ortodoncista servirán para hacer un seguimiento de tu progreso.

 

 

 Quinto paso:

¡Tratamiento finalizado!

 

¡Felicidades! Cuando acabes de utilizar todo el juego de alineadores habrás completado el tratamiento.

 

Tus dientes estarán más rectos y lucirás la bonita sonrisa que te mereces.